Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Si navegas por las páginas de esta web sin desactivar las cookies en tu navegador entendemos que aceptas la utilización que esta web hace de las mismas. Pulsa este ENLACE para conocer nuestra POLÍTICA DE COOKIES
aceptar

EL VAJILLERO

EL VAJILLERO

 *

*

*

*

¿Es una vitrina? ¿Es un aparador? No, ¡es un vajillero! Como Superman, el vajillero se confunde fácilmente y, como Superman, tiene superpoderes. El superpoder de convertir la estancia en la que se coloca en un espacio dotado de calidez y personalidad, que sin duda crea hogar. El superpoder de trasladarnos a la casa de la abuela, en la que había un sitio para cada cosa y donde cada cosa estaba en su sitio. Un mueble caracterizado por su uso, el de guardar más o menos a la vista la buena vajilla, los juegos de café, los saleros, las vinagreras y las soperas. Un superhéroe de la decoración, sin duda alguna.

*

*

Vajillero rústico bitono. IR A LA VENTA

*

*

Tener un vajillero en una cocina amplia o en el comedor vuelve a estar de moda. Nos recuerda la belleza de las cosas útiles, la perfección de una armoniosa merienda o de una mesa bien puesta. Desde luego, el vajillero es más que mueble, función. Si colocas los platos y las teteras en una librería, si los apilas en una mesita esquinera o en unas bonitas cajas de fruta hechas de madera ya tienes un vajillero, ciertamente. Sin embargo, lo adecuado, bajo nuestro punto de vista, es destinar un mueble expresamente diseñado y realizado para contener vajilla.

 *

*

Increíble pieza de nogal y puertas de cerezo, talladas y caladas. IR A LA VENTA

*

Podemos dividir todos los vajilleros en dos grandes grupos: con huecos a la vista o con huecos cerrados. Y a partir de aquí, nace la enorme variabilidad que este mueble tiene. Los hay combinados, con la parte alta de baldas y un cuerpo bajo de armarios cerrados y cajones. Los hay con puertas ciegas, con puertas caladas y con puertas vitrinas. Los hay con el fondo a la vista pintado, empapelado, entelado o con espejos. Los hay modernos, antiguos, vintage, coloniales y rústicos. Los hay, en definitiva, de toda forma, material, color y tamaño, de tal modo que resulta imposible, o como mínimo, muy improbable, no dar con el vajillero perfecto para nuestra casa. Pon un vajillero en tu casa, y crea hogar.

*

Vajillero Fontana, verde.  IR A LA VENTA

 

Deja una Respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Página web: (Url del sitio conhttp://)
* Comentario:
Código De Tipo De